108 años ya del naufragio del Sirio

El Cabo de Palos es el final de la sierra costera de Cartagena. Aquí ya se hunde ésta en el mar, aunque vuelve a aparecer brevemente formando las Islas Hormigas, para perderse definitivamente bajo las aguas. Esta estribación es sumamente peligrosa para la navegación marina.mapa-islas-hormigas

El que el faro de Cabo de Palos estuviese destinado inicialmente a construirse en las Islas Hormigas no era capricho, era por necesidad. Pero problemas económicos, como siempre, lo impidieron y, quizás, si se hubiese construido allí se habrían podido evitar muchas muertes.

Hoy ya hay otro faro en la Isla Hormiga, pero no siempre estuvo allí; sin embargo, además de las tres islas: La Hormiga, El Hormigón y la Losa, los bajos, los de Piles, Testa, el de Dentro y, sobre todo, el de Fuera, siempre estuvieron, para desgracia de algunos buques. Hay datos desde de hace algunos años de los barcos siniestrados en sus cercanías pero, siendo ruta frecuentada desde la antigüedad por fenicios, griegos, romanos, y todos los pueblos que han recorrido del Mediterráneo a lo largo de la historia, resulta difícil imaginar los hundimientos que habrán ocurrido en aquellas aguas y de los que no se tienen, ni se tendrán, noticias.

En 1883 fue el vapor “Nord America” y en 1899 el carguero “Minerva”. Los dos sucumbieron al Bajo de Fuera y ambos pecios forman hoy parte de la reserva marina de Cabo de Palos e Islas Hormigas http://cienmilbalas.blogspot.com.es/2011/09/cabo-de-palos-reserva-marina-de-islas.html, uno de los lugares de interés de La Manga, especialmente para los amantes del buceo. http://www.enmarmenor.com/web/guest/buceo-mar-menor-cabo-de-palos

Pero hay más buques hundidos. La lista de naufragios en los alrededores del Cabo de Palos es bastante numerosa, aunque es justo aclarar que no todos han sido debidos a la orografía submarina, ya que los torpedos en diferentes guerras también ayudaron bastante, y algún que otro hundimiento no ha sido tal naufragio sino un hundimiento deliberado de buques dados de baja para ayudar a conformar la reserva marina.

Stanfield
Stanfield

Uno de los pecios mejor conservados es el “Standfield”, hundido en 1916 por un torpedo alemán y que se puede ver en este video. http://www.youtube.com/watch?v=wwLFswRHQSA

“Primo”, “Gilsa”, “Kasenga”, “Willmore”, “Lilia Dubil”, “Alavi”, “Doris”, “Dospina Micolina”, “Atlantic City”, “Montetoro”, “Ízaro”, “Southampton”, “Thordissa”, “Isla Gomera” (conocido localmente como “Naranjito”), “Ville de Verdún” y otros son los nombres de los buques que reposan en los fondos de Cabo de Palos y sus cercanías. Hay una página de ellos muy bien documentada del Club Cimas.  http://www.clubcimas.com/pecios.asp

En  una especie de macabra compensación, el galeón “Cabo de Palos” se hundió en la Ría de Avilés en 1911, y de él se conserva el ancla.

El hundimiento del Sirio

Pero, por encima de todos ellos, destaca el naufragio del trasatlántico italiano “Sirio” hundido en el bajo de Fuera de la Hormiga, el 4 de Agosto de 1906 y hace poco más de un mes se cumplieron 108 años de aquella tragedia.

El trasatlántico Sirio.
El trasatlántico Sirio.

El hundimiento del “Sirio” es el mayor naufragio del Mediterráneo en cuanto a número de víctimas y, aunque ocurrió antes que aquél, es considerado como “el Titanic español”.  http://www.laverdad.es/murcia/20090816/murcia/sirio-titanic-cabo-palos-20090816.html

Era un vapor construido en Glasgow y hacía la ruta de Italia (había partido de Génova el 2 de Agosto) en dirección a Argentina, Brasil y Uruguay, llevando como pasajeros entre otros, como en el caso del Titanic, a cientos de emigrantes que huían de la pobreza y buscaban un mundo mejor en América. Viajaban en él unas 1.000 personas.

Pese a que las rutas marítimas de entonces ya evitaban siempre las Islas Hormigas, aún no se sabe por qué, el capitán decidió pasar entre ellas y el Cabo de Palos. El resultado fue terrible, el barco sufrió un fuerte golpe y quedó encallado en el Bajo de Fuera. Eran las 4 de la tarde. Lo primero que hizo el capitán y sus oficiales fue ponerse a salvo en un bote y abandonar a su suerte a los pasajeros, una conducta igual de heroica que repitió recientemente el famoso capitán Schettino en el naufragio del Costa Concordia. http://es.wikipedia.org/wiki/Costa_Concordia

Poco después, estallaron las calderas y ocasionaron la muerte de muchas personas, especialmente los tripulantes de encargados de las máquinas del barco.

El Titanic español.
El Titanic español.

Los habitantes de Cabo de Palos se encargaron de rescatar a una gran cantidad de personas pero, pese a ello, no pudieron evitar que la mortandad fuese también muy alta. No se sabe con exactitud la cifra de víctimas pero se estima sobre las 250.

Placa conmemorativa de la tragedia.
Placa conmemorativa de la tragedia.

Sobre el naufragio del Sirio hay libros, videos y, por supuesto, mucha documentación en internet. Por ejemplo, son recomendables estos dos artículos.

http://naufragiodelsirio.blogspot.com.es/

http://blogs.elpais.com/paco-nadal/2008/11/el-naufragio-del-sirio.html

Un temporal ocurrido pocos días después del naufragio partió el buque en dos trozos que se encuentran separados, y formando parte de la Reserva Marina de Cabo de Palos e Islas Hormigas, declarada en 1995, y desde entonces el buceo está restringido y no puede efectuarse sin los permisos pertinentes.

La proa del Sirio descansa a 70 metros de profundidad, mientras que la popa está solamente a 40.

www.youtube.com/watch?v=359B73vUlGk

www.youtube.com/watch?v=M_CTx6DKr-0

Salvarse por los pelos

La expresión “salvarse por los pelos”, que viene a significar librarse de algo malo en última instancia y con suerte, está originada en el ambiente marinero y, concretamente, por los naufragios. Los marineros llevaban antes el cabello largo porque era una especie de seguro ya que a veces los rescataban del agua sujetándolos precisamente por los pelos.

Y ahora la leyenda, que también la hay. Al parecer, en el Sirio viajaba un determinado número de religiosas que no pudieron ser recogidas por los pobladores de Cabo de Palos desde los botes precisamente porque llevaban la cabeza rapada por motivos de disciplina. En consecuencia se ahogaron todas ellas. Aparecieron luego ahogadas en una de las calas que hay junto al Faro de Cabo de Palos y que se le llama por ello La Cala de Las Monjas. Y dice la leyenda que por la noche, cuando es el aniversario del hundimiento del “Sirio”, es decir, cada 4 de Agosto, todavía se oyen sus cánticos y lamentos en dicha cala. Puede ser una buena excusa para visitar Cabo de Palos de noche ¿no?

Deja un comentario