Black Friday a la española

Nos quejamos de vicio.

Siempre dale que te pego con que todo lo copiamos de los americanos, desde el Jalogüin ese a las gorras con la visera patrás.

Y ahora lo del Black Friday, el viernes negro que es el día del consumidor de los yanquis. Vale, es otra más. Pero esta vez ha sido distinto.

Las empresas españolas, algunas, no todas, se han hecho eco de ese lamento de que todo es una imitación y lo han hecho algo mucho más nuestro.

Han subido los precios unos días antes y luego los han bajado para el fabuloso Black Friday, dejándolos como estaban.

No es la España de charanga y pandereta, no. Es la clásica picaresca española. El Lazarillo de Tormes, Rinconete y Cortadillo y otros clásicos han sido su inspiración. Es la España eterna que no van a conseguir arrebatarnos esos yanquis con sus inventos.

Bueno, pues también hay quien critica eso. Lo dicho, nos quejamos de vicio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.