El principito del fin

El principito del fin.

Todo el mundo (es un decir) conoce la obra «El Principito«, de Antoine de Saint-Exupéry escritor y aviador, muerto (desaparecido) en el Mediterráneo durante la II Guerra Mundial.

El pasaje del sombrero y la serpiente

Uno de los pasajes más conocidos es cuando el Principito muestra un dibujo a unas personas y les pregunta si les daba miedo. ¿Por qué había de darnos miedo un sombrero? preguntaron los adultos.

Entonces el Principito les explicó que no era un sombrero, sino una serpiente boa que se había tragado un elefante, y les hizo un dibujo de lo que había en el interior del «sombrero».

Ahora la boa pasaría meses tranquila hasta que hiciese la digestión. Añadía el Principito que a las personas mayores SIEMPRE hay que explicarles las cosas porque no se enteran.

El principito del fin
El principito

El Principito del fin

Algo así ocurre con otra serpiente, aún más siniestra, que se ha tragado a la democracia y ya está en el gobierno, directa o indirectamente.

Pero las «personas mayores» parece que no se enteran de nada. Y no saben que esto es el Principito.

El principito del fin.

Adiós democracia, adiós

Que el ritmo no pare

Esto es un no parar. Con la nueva Ley de Memoria Antidemocrática, también tienen intención los progres de anular todas las sentencias del franquismo.

Ya lo dice el refrán: cuando un tonto coge un camino, el camino se termina, pero el tonto no.

¿Qué será lo siguiente?

Yo intento tomármelo a broma, aunque reconozco que me están poniendo de muy mala leche.

La cosa no es baladí. El jurista Álvaro Bernad lo explica muy bien.

Cada año escribo una carta a los Reyes Magos. Lo hago de verdad, en papel, y luego la quemo. En ella pongo un único deseo para el año siguiente.

La de este año ya la tengo pensada. Voy a pedirles que el nivel de odio y rencor en España descienda, al menos, a los niveles que había antes de que apareciera Podemos.

¿Qué hay en tu mirada?

Como ya soy viejuno, o viejo directamente, recuerdo a Mochi cuando cantaba ¿Qué hay en tu mirada? . Y había cosas bonitas.

Parece que ahora lo que hay puede ser muy malo. Con esta gente que cada día nos sorprende con una tontuna nueva, parece que hay bromas. insinuaciones y… ¡hasta miradas! que son delito, acoso, violencia machista y vaya usted a saber qué mas.

La policía del pensamiento de la que hablaban las distopías más siniestras está a punto de llegar.

Si estuviesen vivos George Orwell, Ray Bradbury, Aldous Huxley… nos recordarían: «¡Os lo dijimos!»

Apocalypse now!

Dicen que el rodaje de la película «Apocalypse» de Coppola, se alargaba mucho y los periodistas preguntaban al director «Apocalypse when?» y le irritaron tanto hasta el punto que cambió el nombre a la película y cuando estuvo terminada fue «Apocalypse now!»

Apocalypse now!

Puede que nosotros estemos ahora en nuestro apocalypsis particular, con el peor gobierno en el peor momento.

Divide et impera

La fórmula «divide et impera» o «divide et regina», conocida en español como «divide y vencerás», es antiquísima y de origen dudoso, se atribuye generalmente a Julio César, aunque no está claro.

De lo que no hay duda es de que funciona a la perfección siempre. Se viene haciendo desde la antigüedad, con resultados siempre brillantes.

Distanciamiento social.

Las medidas de «distanciamiento social» que se aplican hay quien cree que se refieren a distancia física, y no. Se trata de distanciar (dividir) para imperar (gobernar). El gobierno mundial al que aspiran las élites es distanciar hombre de mujeres, blancos de negros, heteros de homos, etc. etc.

Y lo están consiguiendo. Ahora crean odios y recelos entre los que llevan bozal y los que no. Ahora, el gobierno el superprogre Trudeau aconseja mascarilla hasta para follar. Da igual que la mascarilla no proteja del bicho, como ya advirtió su creador. Da igual porque el bozal es para dominar a la gente, nada más. Llegará el día en que se denuncien los amantes entre sí a la policía. Al tiempo.

Divide y vencerás.

La falacia del hombre de paja

Hace pocos días publiqué una entrada en que hablaba, entre otras cosas, de las falacias.

Hay muchas, muchísimas, y están estudiadas desde hace siglos. Una de ellas, muy utilizada, es la falacia del «hombre de paja«, llamada también «del espantapájaros» o «ignoratio elenchi». La mayoría tienen nombres en latín, dada su antigüedad.

La falacia del espantapájaros
El hombre de paja

Cada falacia es un argumento que parece válido, pero no lo es. En el ejemplo, el pobre espantapájaros está para espantar a los pajaritos que arruinan las cosechas, pero su adversario «interpreta» esa acción contra todo lo que vuele, como la aeronáutica y, por extensión, incluso a los avances de la humanidad.

Se utilizan continuamente por todos, a veces involuntariamente y, la mayoría de las ocasiones, con toda intención. Los auténticos especialistas son los periodistas y los políticos; es decir, la gente que más miente por sistema o como medio de vida.

Seguir leyendo «La falacia del hombre de paja»

Los progres están fatal

Los progres están fatal, es imposible sorber y soplar a la vez por la pajita, pero esta ideología de baratillo que se ha ido implantando lleva a eso, a defender una cosa y la contraria y, claro, son carne de psiquiatra.

Los progres están fatal
Por la mañana en contra, a mediodía a favor, de noche al psiquiatra.

Por la mañana claman contra los curas pederastas y el velo que la iglesia ha echado sobre ello en la mayoría de los casos (y yo me sumo a ese clamor). Pero al mediodía hablan algunos de la «sexualidad intergeneracional», que es como se dice en jerga progre la pedofilia/pederastia. Es algo que, como tantas otras cosas, nos va llegando poco a poco, para que vaya calando y la sociedad lo vea como algo normal, siguiendo las teorías de Gramsci.

Claro, por la noche, la cabeza explota y hay que ir al psiquiatra a intentar poner en orden ese caos. Lo dicho, los progres están fatal.

Seguir leyendo «Los progres están fatal»

Apoya a las protectoras de tu ciudad

Son las únicas que de verdad se ocupan del bienestar de las mascotas abandonadas.

Apoya a las protectoras de animales locales.
Las protectoras, vitales e imprescindibles contra el maltrato animal.

Y nunca, nunca, nunca, nunca compres. ADOPTA.

Mi protectora local favorita es Refugiados CT.

España, líder en abandono de mascotas

España tiene el honor de ser líder en cosas buenas, como en la donación de órganos, por ejemplo.

Pero también tiene el triste título de ser la primera nación europea en abandono de animales.

Y además, con distancia al segundo clasificado de esta negra lista.

Abandono es maltrato
Seguir leyendo «España, líder en abandono de mascotas»

No hay planeta B

Pese a los recientes descubrimientos de la NASA y un sistema solar con posibilidades de vida, no nos podemos trasladar a Trappist-1 por ahora. Y quizás, cuando podamos, ya estemos muertos. No hay planeta B, de modo que volvamos al plan A. Salvar la Tierra.