Come carne… y destruye el planeta.

Ayer, en el mismo corte publicitario, vi en una cadena de televisión, tres anuncios fomentando el consumo de carne: de cerdo, de conejo y de cordero. El mensaje era el mismo, alto y claro: COME CARNE. Son anuncios institucionales, no de marcas concretas, que también están invitando continuamente a la extra de queso, a las alitas de pollo, a la hamburguesa gigante y no sé cuántas cosas más. La suma de todo es tremenda.

86 IMG_6637 limpio

Las industrias de la carne y lácteas son poderosas y no se quedan de brazos cruzados a medida que aumenta el veganismo y el vegetarianismo. Hace apenas una semana se publicó un informe donde se recoge que el 70% de la población está reduciendo (o eliminando, algunos) la carne de su dieta, de modo que se han puesto manos a la obra en promocionar el consumo de carne.

+¿Y el cambio climático, el calentamiento global, provocado por la agricultura animal?

– Da igual, lo importante son los resultados económicos al final de cada ejercicio.

+ Pero… ¿y la destrucción de hábitat, la extinción de la Amazonia, por los cultivos masivos de cereales para alimentar el ganado?

–  ¡Qué mas da, si a final de año somos un poco más ricos!

+ Pero eso es insostenible, se agotan los recursos…

– El que venga detrás, que arree. Somos conservadores, pero no del planeta, sino de nuestra riqueza.

+ ¡Hay gente muriendo de hambre por culpa de la agricultura animal!

– Bueno, en realidad hay sobrepoblación, de modo que si mueren algunos, es un alivio.

Es inútil intentar razonar con quienes adoran al dinero como su único dios. Y el hecho de que el crecimiento del veganismo haga retroceder su cuenta de resultados basada en el el sufrimiento, el miedo y la muerte, ya ha hecho que algunos empiecen a atacarlo. Y como el veganismo es un derecho reconocido por la Unión Europea, tendrán que hacerlo con malas artes, con lo que sea.  Ya he leído “terroristas anarquistas veganos” en algunas noticias. Y también hay intentos de cambiar la legislación, creo que es en Italia donde alguien quiere que sea delito educar a los hijos en el veganismo.

Salvo que sea cierto eso que aparece en algunas películas de ciencia ficción, de que hay otro planeta habitable y las élites ya tienen reservado billete para él, significa que además de malvados y despreciables son estúpidos, muy estúpidos.

 

 

Guardar

Guardar

Deja un comentario