Ennio Morricone, conocido en su casa a la hora de comer… y algo más.

El título tan raro de esta entrada de mi blog -que recuerdo que es personal- tiene una explicación. Allá va. Me gusta mucho la música del Sr. Morricone, muchísimo. Y desde hace también muchísimo. En una ocasión, a mediados de los 70, una persona muy cercana a mí, y a la que quiero mucho, me preguntó quién era mi compositor favorito. Cuando respondí que Ennio Morricone, estalló en carcajadas y me dijo aquello de “Ah, sí, muy conocido en su casa a la hora de comer”.

Ennio Morricone - caricatura
Ennio Morricone – caricatura

Esta persona era y es de las que si no conocen algo, creen que no existe. Abundan estos especímenes. Mi abuela se murió sin creer que el hombre había llegado a la luna. (Por cierto ¿es políticamente correcto decirlo así o hay que decir que el hombre y la mujer han llegado etc. etc.?)

Volviendo a Ennio, su fama a mediados de los 70 no era tan inmensa como hoy, pero ya era grande, porque ha ido de éxito en éxito desde bien pequeñito hasta ahora.

El que tenga curiosidad por conocer su obra que la consulte en otro lugar porque es tan inmensa que sólo me veo capaz de hacer un resumen.

Ha puesto música a más de 400 películas desde 1961 (“El Federal”) hasta hoy mismo: “Los odiosos 8” de Tarantino, que está en estos momentos en cartelera es obra también de Morricone.

Ha ganado, sin contar sus múltiples candidaturas, 3 Globos de Oro a la mejor banda sonora (el último, precisamente por “Los odiosos 8”); 5 premios Bafta; 2 premios Grammy, 10 premios David de D’onatello y unos 12 premios Nastro D’argento. Recibió un Oscar honorífico en 2006 por su trayectoria, aunque no lo consiguió en las cinco ocasiones anteriores en que fue candidato: 1978 “Días de cielo”, 1986 “La Misión”, 1987 “Los intocables de Elliot Ness, 1991 “Bugsy y 2000 “Malèna”.

Nació en Roma en 1928 y lleva componiendo desde los seis añitos. Y que dure muchos más.

Aunque compone música de todo tipo, los espagueti-western se le dan especialmente bien y gran parte del reconocimiento y fama que tiene empezó con las películas del oeste de su amigo Sergio Leone a las que puso música: 1964 “Por un puñado de dólares”, 1965 “La muerte tenía un precio”, 1966 “El bueno, el feo y el malo” y 1968 “Hasta que llegó su hora”. De esta última es la banda sonora de la que más millones de discos ha vendido Ennio Morricone, más incluso que de “La Misión”, otro exitazo.

A Sergio Leone también le debo una caricatura, algún día se la haré, porque me lo he pasado muy bien con sus películas. Y a Clint Eastwood igual. De los cuatro western que dirigió Leone y musicalizó Ennio, las tres primeras las protagonizó Clint pero en la cuarta “Hasta que llegó su hora”, protagonizada por Henry Fonda y Charles Bronson, no quiso salir porque le ofrecieron un papel secundario ¡y lo mataban muy pronto!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.