¿Hay moros en la costa?

Casi todo el mundo conoce la expresión de “haber moros en la costa” como sinónimo de advertencia ante un peligro o situación comprometida posible. Está muy generalizada y es utilizada en toda la geografía española. Lo que no es tan conocido es el origen de esa expresión y el que naciera en estas tierras levantinas en general y cartageneras en particular.

Los moros en cuestión eran los piratas berberiscos, llamados también corsarios otomanos, que operaban desde el norte de África y hacían incursiones depredadoras en las costas levantinas. A fin de estar ojo avizor de estos ataques, se fueron construyendo torres de vigilancia en diferentes puntos de nuestro territorio en las que habían vigías que se encargaban de dar la voz de la alarma a la población con la consabida frase de “¡Hay moros en la costa!” cuando veían aparecer aquellas catervas de energúmenos.

Moros-en-la-costa

Algunas poblaciones del Campo de Cartagena deben su nombre a aquellas torres de vigilancia, alrededor de las cuales fueron estableciéndose pobladores que quizás se sentían así más protegidos: Torre Pacheco, Torre del Rame, Torre del Negro, etc. Por cierto, un lugar donde solían “hacer parada” para descansar aquellos piratas era en la hoy turística Manga del Mar Menor.

Uno de los personajes que más se distinguieron en la lucha contra los piratas berberiscos fue Don Pero Niño, marino, militar y corsario castellano que, aunque nacido en Valladolid, tuvo su base en Cartagena -los cartageneros estábamos integrados en el reino de Castilla- y desde aquí partió para varias de sus campañas. La ciudad tiene una calle dedicada a su memoria, pero de un modo un poco chapucera porque se le llama Calle Peroniño, todo junto, sin saber porqué. Pero (Pedro) era el nombre y Niño el apellido.

 

Primera campaña de Pero Niño contra los piratas. (Fuente: Wikipedia)
Primera campaña de Pero Niño contra los piratas. (Fuente: Wikipedia)

 

La expresión “Moros en la costa” sigue estando en plena vigencia desde entonces aunque no me extrañaría que, con ola de gilipollez que nos invade, los apóstoles de lo políticamente correcto empiecen un día de estos a querer sustituirla por “hay magrebíes en el litoral” o algo similar.

2 thoughts on “¿Hay moros en la costa?

Deja un comentario