Juego de Tronos: Pepe López Targaryen

Esta historia, cuyo parecido con una serie de televisión no es pura coincidencia, sino que es a cosica hecha (o a casico hecho) se desarrolla en un mundo medio ficticio de carácter medieval donde hay varios reinos. También aquí hay varias líneas argumentales: la guerra política por el control de Levante (una provincia perdida años atrás) entre varias familias nobles (o innobles) que aspiran al Trono de Crespillo, mucho más apetecible que el de Hierro, mirusté.

Por otra parte, la creciente amenaza de los Caminantes Azules, seres que viven al otro lado de un muro (La Cadena) que protege a Levante de las Tierras Salvajes, pero la protección es deficiente y cada vez pierden más riquezas.

Está además el viaje político de Pepe López Targaryen, descendiente ideológico lejano del rey Antonete Targaryen, derrotado en una antigua guerra. Pepe alza la voz para reclamar derechos perdidos, y consigue el trono de uno de los Reinos; el de Las Tierras de la Doble Corona Mural, con capital en Desembarco del Alcalde, aunque ese trono es gracias a la alianza con otra casa, los Lannister, cuyo lema es que No Pagan Ni Quemaos.

Tras un largo invierno de dos años, el temible verano llega a los Siete Reinos. Estando Pepe de vacaciones en Estivalia, aprovecha Ana Belén Lannister para destronarlo, lo que pone muy contentos a los Caminantes Azules y otras casas no reinantes, que se la tienen jurada al Targaryen.

Ahora, al finalizar esta temporada, Septiembre 2017, Pepe ha perdido el poder, pero no está derrotado. Además de una legión de incondicionales conocidos como Caviters que van creciendo día a día, tiene otra arma poderosa. Ha conseguido despertar al dragón que sólo estaba dormido aunque algunos querían creer muerto: el sentimiento de los Siete Reinos Unidos: la Provincia.

¿Qué nos deparará la próxima temporada, en Mayo de 2019? Además de una maraña de emboscadas, pactos, intrigas y nuevas traiciones (además de las tradicionales salidas de patas de banco del Targaryen, claro) veremos un duelo apasionantes por recuperar el trono de Desembarco del Alcalde e incluso, quizás, dar los primeros pasos para la unión de los Siete Reinos: la provincia de Levante.

¿Dónde se meterán los que ahora lo han traicionado, cuando él diga “Dracarys”?

Deja un comentario