Mascarillas en la playa

Nuestro queridísimo gobierno ha dictaminado ahora una nueva ley por la que estamos obligados a llevar mascarilla aunque estemos en un lugar apartado y en soledad, ya sea en medio del desierto o en la cima del Everest.

Si fuese por cuestiones de salud o prevención esto sería inútil y absurdo, pero se trata de adiestramiento y obediencia, igual que hacen (o hacían) los domadores en los circos.

Hay que decirle a los bichejos quién es el amo y acostumbrarlos a obedecer. Un collar, un bozal, una mascarilla… todo eso ayuda.

El caso es que las mascarillas ya son obligatorias en las playas. Y como sigue estando autorizado el topless y el nudismo, nos podemos encontrar cosas tan estrambóticas como esta.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.