No sé por qué te lamentas

Como decía Carlos Cano en Las Murgas de Emilio el Moro:

No sé por qué te lamentas en vez de enseñar los dientes.

Ni por qué llamas mi tierra a aquello que no defiendes.

Si en vez de ser pajaritos fuéramos tigre bengala

a ver qien sería el guapito de meternos en una jaula.

Defendamos el Rosell
Defendamos el Rosell

Mentiras sobre mentiras
Mentiras sobre mentiras

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.