Preparando la «desescalada»

Preparando la «desescalada». Esa palabreja, desescalada, no existe. pero los progres son muy de cambiar el lenguaje. Si han leído «1984» de George Orwell, recordarán la neolengua que se inventan. Y si no lo han leído, ya están tardando.

Bueno, el caso es que a dejarnos salir a la calle no lo iban a llamar liberación, ni excarcelación, ni libertamiento, rescate, y mucho menos manumisión. De una parte porque algunas no se ajustan, ni de lejos, a la realidad, y de otra parte, y mucho más importante, porque ya existen. Tenía que ser algo nuevo, algo que enmarañe más el lenguaje y terminemos por no saber nadie de qué hablamos.

El matrimonio hialurónico preparando la desescalada
El matrimonio Ceaucescu, soñando con dar paseos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.