Se parecen a sus dueños

Dicen que los perros se parecen a sus dueños y estoy de acuerdo con ello. A mí me gusta mucho contemplar el sol al salir y al ponerse, y le huyo cuando está en lo más alto. Cuando estaba contemplando los últimos minutos de sol, hace unos días, me di cuenta de que tenía un compañero de espectáculo, silencioso y quieto, absorto como yo en la misma escena. Era mi perro, Lanzarote. Aprovechando que tenía a mano el teléfono móvil, y moviéndome con mucho sigilo, conseguí recogerlo en ese instante de unión con el Universo…

Lanzarote y la puesta de sol.
Lanzarote y la puesta de sol.

Aunque vaya usted a saber si, tan serio como estaba, en realidad lo que estaba pensando era en lo caro que se ha puesto el tocino, como decía Miguel Gila.

One thought on “Se parecen a sus dueños

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.