Silvia for president

No la he visto en persona, en la tele parece no muy grande, pero eso es solamente en la talla física. En la otra, en la buena, se agiganta. Me refiero a Silvia Barquero, presidenta de Pacma.

Silvia Barquero – Caricatura

Además de la presidenta de Pacma, me gustaría que fuese presidenta del gobierno. A mí, a casi 300.000 personas más que votaron a su partido para el congreso, y más de un millón que lo votaron para el senado. Además de a la totalidad de animales no humanos de toda la geografía española, aunque ellos no lo sepan.

El partido animalista (o partido prohibicionista, como repiten machaconamente los amigos del rifle, la lanza y el estoque) no ha conseguido aún ningún diputado en las elecciones habidas hasta ahora, aunque su crecimiento está siendo muy rápido. Una injusta ley electoral que prima a unos partidos y castiga a otros lo ha impedido hasta ahora, pero todo llegará.

Pero yo no he hecho el dibujo para hablar de PACMA, que tiene todas mis simpatías, sino de su presidenta, que también. Y me cae muy bien porque es una mujer valiente que, por el hecho de serlo (mujer), ha de soportar, además de los ataques virulentos de los poderosos lobbys de la caza, la tauromaquia, la ganadería industrial, etc., también la de los machistas, que tanto abundan en todos los ámbitos en general, y en el de los amigos de matar animales por diversión en particular.

Escribió un libro, que recomiendo, claro, llamado “Animales, la revolución pendiente”, y que en verdad el título no puede ser más cierto. Lo que está pendiente es una auténtica revolución, en el mejor y más hermoso sentido de la palabra. Reconocer los derechos de todos los animales, humanos y no humanos, su dignidad, prohibir su tortura, maltrato y muerte con excusas como diversión o tradición. Todo ello, cuando llegue, que llegará, será una auténtica revolución. Y si no llega, mal nos irá a todos, porque la supervivencia de la especie y el planeta depende de ello.

Seguramente yo no lo veré, pero espero que llegue un día. Y será gracias a personas como Silvia Barquero.

Gracias, presidenta.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.