Y de qué va esto

Este blog recoge mi relación con mi ciudad, Cartagena, a lo largo de mi vida hasta ahora y algunos otros asuntos que me interesan. Las primeras entradas se publicaron en otros blogs que tuve hasta que abrí éste el 04 de Abril de 2017, y las pasé aquí. Los otros no me permitían cosas que en este sí puedo. Me dejé por el camino todas las visitas recibidas antes y algunas otras cosas, pero mereció la pena. Espero.

Me gusta dibujar, me gustan los lobos, los perros y me gustan los faros. Y los libros, y la Coca-Cola, y Marilyn Monroe, y los Hermanos Marx, y las pirámides, y los crespillos, y las banderas, y muchas, muchísimas cosas más. Y me gusta Cartagena. Además de gustarme dibujar, leer y fotografiar.

En Twitter hablo a veces como @Palabricue o como  @Jotaefe  También subo fotos a Instagram, como @Jotaefese

Palabricue
En el faro de la Curra

Bienvenidos al blog. Si tenéis algo que aportar, estaré gustoso de recibirlo.

Perdón, hay algo más. Me afectan mucho las injusticias y la violencia. Y para mi desgracia, vivo en un mundo injusto y violento. Siempre ha sido así y, lamentablemente, creo que siempre lo será; porque perdí la fe en el género humano hace mucho tiempo. Sí, además de todo, soy un pesimista.

Como creo que esto no tiene arreglo, llegué a la conclusión de que lo mejor era poner al mal tiempo buena cara. Y morir, no matando, sino riendo. Por eso soy marxista, pero del sector grouchista. Yo tenía otros blog con una trayectoria irregular en cuanto a su frecuencia y regular en cuanto a su calidad. La calidad es siempre la misma: mala. Lo sé y no pretendo engañar a nadie y mucho menos a mí mismo. Pero como es una simple afición que utilizo como terapia para ahuyentar fantasmas, a mí me vale. Bueno, pues me cansé de alimentar varios blogs a la vez, de modo que decidí fundirlos en uno solo y le tocó a éste soportar todas las publicaciones. De modo que las traspasé aquí y cerré los otros.

En cuanto a la regularidad, pues eso, que no siempre estoy de ánimos para ponerme a hacer cosas y otras veces, que sí lo estoy, el físico no me acompaña y mi artritis en las manos no me permite dibujar. Resumiendo, estoy hecho un asco. Cuando no puedo dibujo, leo, escucho música o veo cine. Tengo muuuuuuchos libros, muuuchas películas y muchos discos. Si multiplicas cada “u” por mil, te puedes hacer una idea del material con el que combato mis depresiones. No me gusta viajar ni practicar deporte, eso que ahora le gusta a todo el mundo; bueno pues alguien tenía que haber que no, y ese soy yo. Decía que este blog está dedicado a mis dibujos, fotos, manías… y que los hago como válvula de escape para escapar de la triste realidad intentando reír de todo y de todos. Y el primero de mí mismo, claro.

Como repito tantas veces: no estoy loco, es que la realidad me repugna. No soy el autor de la frase (y me jode fastidia, porque es perfecta), y  como desconozco al autor, aprovecho un descuido y la hago mía. Yo ya he dicho lo que tenía que decir; a partir de ahora, si vuelves por aquí, es responsabilidad tuya.

Ale, hasta otra.

Más actualizaciones. Ésta de Junio de 2017. Tiene que ver con mi inquietud por los derechos de los animales.

Comencé a ser vegetariano (ocolactovegetariano, concretamente) hace muchos años, pero entonces lo hacía por mí; por mi salud. Ahora estoy en el camino del veganismo, aunque aún no he llegado a él, ya que es difícil tras tantos largos años de tener ciertos hábitos alimenticios. Me falta muy poco para serlo totalmente. Y el paso que estoy dando, aunque sigue beneficiándome también a mí, es más por ellos, por los otros, por los animales.

También se beneficia el resto de la humanidad porque la sociedad del futuro será vegana o no habrá sociedad. Los recursos naturales no lo permiten. Pero, la verdad es que el futuro de la raza humana no es lo que más me preocupa. Creo, sinceramente, que somos lo peor que se mueve y respira sobre el planeta. Ya dije, creo, que soy bastante pesimista. Coincido a veces (solo a veces) con mi paisano Arturo Pérez-Reverte, y una de ellas, quizás en la que más, es cuando dice que si el ser humano se extinguiera y solo quedasen los perros sobre la Tierra, entonces sí sería un mundo feliz.

El objetivo de este blog era y es escribir y dibujar solo porque sí, por sentirme mejor conmigo mismo, no para agradar a los demás ni por tener mucho tráfico de gente ni nada de eso. Y como me apetece poner a disposición de quien lo quiera saber mucha de la información que hay sobre el veganismo y vegetarianismo que existe, pero casi toda está en inglés, quiero traducir esa información, en modo de pequeños mensajes, a veces gráficos y a veces sólo de texto, y difundirla en español. Muchos de esos mensajes son crudos, desagradables, pero es que la realidad es así y mirar para otro lado no ayudará en nada.

Este blog pretende ir mostrando lo que, en síntesis, se resume en este video: Cowspiracy.

(Aquí puse un enlace al video en Youtube, pero después ya no era operativo. Ese documental parece que molesta a alguien porque ha desaparecido ya muchas veces de la red. Luego alguien lo vuelve a subir y otro alguien lo vuelve a hacer desaparecer. Yo lo tengo porque lo descargué de la red. A veces, lo que se encuentra en Youtube son versiones acortadas, censuradas,… Es difícil encontrarlo completo. Lo siento.)

Sé que este blog no gozará de muchas simpatías y afectos, y tampoco tendrá muchas visitas. No me preocupa ni lo pretendo. Si fuera ese el objetivo, hablaría de fútbol, de cotilleos del corazón, o pondría fotos de gatitos graciosos (que a mí también me gustan mucho, por otra parte). Pero no, lo que me gustaría es ayudar a alguien, ya fuesen una, dos, cien personas a abrir los ojos sobre ese inmenso holocausto que tiene lugar cada día con millones de seres inocentes.

Como dice una frase que leí una vez, a la mayoría de la gente le gusta caer bien, resultar simpáticos y obtener la aprobación de los demás. A los veganos no. A los veganos eso les importa una mierda (con perdón). A los veganos lo que les importa es que se conozca la verdad.

Parte de todo esto lo publiqué en un blog que se llamaba El Vegano Melancólico, pero, como siempre, el exceso de trabajo que supone mantener dos blogs simultáneamente me aconsejó finalmente fundirlos en uno solo. Y este es el resultado.

Salud.

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Deja un comentario